SAMY Y LO QUE EL ZOO AQUARIUM DE MADRID NO NOS CONTÓ SOBRE ELLA

Cuando oímos la palabra zoo nuestras mentes suelen volar a través de un recorrido de imágenes de animales exóticos. Pero no nos planteamos que todos esos animales tengan una historia, y la tienen. Esta es la historia de Samy. Esta elefanta asiática nació en libertad en 1989 en India. Cuando tenía cuatro años fue capturada y separada de su familia, perdiendo así su libertad, su entorno, a sus conocidos. Sola y convertida en una esclava fue trasladada al Jardim Zoologico de Lisboa. Y así Samy pasó de ser un animal libre a ser un objeto de exhibición. Después de 10 años en Lisboa, Samy fue trasladada al Selwo (Estepona) donde, en 2008, dio a luz a su primer hijo: Kanvar. Cuando Kanvar tenía unos 5 años (curiosamente, la edad aproximada a la que se produce el destete), Samy quedó embarazada de nuevo, fue separada de su hijo y enviada al Zoo de Madrid. Poco después de la partida de Samy, Kanvar fue vendido o cedido al Zoo de Amberes. El nacimiento de un elefante dentro de un zoo es un acontecimiento al que se le puede sacar muchísima rentabilidad económica. Y esto es algo que le puso los dientes largos al Zoo Aquarium de Madrid, tanto que no pararon hasta conseguir a Samy y así el nacimiento de su segundo hijo, Buba. Samy y Buba se convirtieron en el espectáculo más publicitado de Madrid. Pero Samy falleció “por causas desconocidas”. Y esta fue su vida: secuestrada, esclavizada, encerrada, exhibida, obligada a reproducirse, privada de la vida junto a sus hijos y sólo, tan solo cuatro años de libertad. Y este es nuestro pequeño homenaje, que la gente conozco su historia, que se la recuerde.

Anuncios