Muertes en el zoo de Madrid

El Zoo Aquarium de Madrid se muestra al público como un lugar en el que los animales nacen, crecen y celebran cumpleaños; pero en la trastienda, los servicios de recogida de animales muertos de la ciudad realizan retiradas periódicas de lo que ellos llaman “carcasas” y “kilos” de cadáveres apilados en bolsas. Pero esto no se cuenta.  Hemos podido recopilar estos datos sobre muertes en el Zoo de Madrid:

El 4 de diciembre de 2014 solicitaron la retirada de un takin (un rumiante), varias bolsas, y “otro animal” de 200 Kg. Ya en 2015, el 25 de enero, se retiró un bisonte y otros 800 kg de animales sin determinar. El 21 de abril comunicaron la muerte de un avestruz y 100 kg más de animales muertos. El 28 de mayo se recogió el cuerpo sin vida de un alce y varias bolsas con 200 kg de cadáveres. El 15 de junio entregaron un gamo y varios animales con un peso de 50 kg. El 10 de junio se llevaron un oso y hasta 300 kg de muertos sin identificar. El 7 de agosto murieron varios animales con un peso total de 80 kg. El 16 de septiembre se retiraron también varias “bolsas” de 50 kg de peso. El 9 de octubre se recogió un pingüino, un león, una raya, un arrui y otros animales. El 18 de noviembre se solicitó la retirada de 40 kg de animales muertos. El 17 de diciembre entregaron “una carcasa” y varias bolsas de 150 Kg de peso.

No eran bolsas, no eran carcasas. Cada una de estas muertes importa, duele, y queremos que sea recordada. Queremos recordar a quienes mueren después de una vida de encierro, a quienes son asesinadas por intentar escapar y a quienes aún siguen presas.

Anuncios