Crónica de la III Ciclomarcha por el fin de los zoos y acuarios

El pasado 16 de septiembre volvimos a salir en bici. Cerca de 19 personas estuvimos recorriendo las cercanías del zoo mientras algunas personas repartían información acerca de la situación de los animales en los zoológicos y acuarios.

Dando vueltas en la rotonda frente al zoo con bicis que portaban carteles con lemas como “zoo=cárcel”, casi una veintena de personas gritaban cánticos en contra del encierro. Lo que en muchas ocasiones provocaba hostilidad con la gente que acudió al zoo, que nos increpó y gritó en varias ocasiones.

_MG_9216

A esta tensa situación se sumó la llegada de 8 policías (entre ellos nacionales y municipales) que estuvieron un buen rato observándonos hasta que parece que se cansaron de mirarnos y decidieron irse.

Sin embargo, algo positivo fue, como siempre, el cuestionamiento que los y las niñas pequeñas hacían al zoo. “¿Por qué dicen que el zoo es una cárcel?”, “porque los animales están encerrados en el zoo para siempre” se pudo escuchar en una conversación entre hijo y padre. Y es que no nacemos especistas, sino que a lo largo del tiempo nos educamos en la discriminación hacia otros animales suponiendo nuestra superioridad frente a ellos. El zoo es una cárcel para los animales. A nadie le gusta vivir entre rejas, sea de la especie que sea.

_MG_9171

Anuncios