Crónica manifestación 30 de septiembre

 

El sábado 30 de septiembre volvimos a convocar una manifestación frente al Zoo Aquarium de Madrid para protestar contra todos los zoos y formas de encierro y explotación de los demás animales.

A continuación os vamos a contar lo que paso:

Llagamos a las 10:45 a la puerta del zoo, la policía nacional ya nos estaba esperando charlando con varios trabajadores del zoo. Cuando empezamos a colocarnos, se acerco el mando para identificar a la persona que había solicitado el permiso y nos recordó que la manifestación estaba aceptada a 30 metros de la entrada (algo que ya viene siendo habitual) porque no podíamos obstruir ninguna de las entradas, incluso las que ni siguiera se utilizan.

Alrededor de las 11:10 h empezamos la protesta desde la distancia indicada. Mientras se estaba leyendo el comunicado inicio para el público que estaba en la zona del zoo, la policía se acerco a algunas personas que se estaban manifestando y les dijo que tenían que dejar un pasillo en la acera para que la gente pasara, identificando y amenazando con multar a una de las personas que no acató su orden de inmediato. Desde el primer momento, ya imaginamos que esa mañana la policía no nos lo iba a poner fácil y así fue. Al poco tiempo la policía municipal que también estaba allí, nos dice que no podemos repartir panfletos informativos por la Ordenanza de Medio Ambiente. Sin embargo, en otras manifestaciones si lo habíamos podido hacer. Es más ¿sabéis de alguna manifestación donde no se haya podido repartir información sobre el acto que se está haciendo? Nuestro abogado tampoco lo sabia. Bajo amenaza de denuncia y multa de entre 100 y 700€ tuvimos que guardar la información que llevábamos para la gente que por allí pasaba.

 

 

fotos 30s

Aún así, seguimos sin bajar el ánimo y gritando con todas nuestras fuerzas las consignas habituales. Ya sabemos que la policía no está de nuestro lado y nunca lo estará.

Estuvimos unos 40 minutos más en la puerta y después salimos en manifestación. Alrededor de unas 140 personas pasamos por la entrada principal del zoo con pancartas como “el zoo es una cárcel”

“A nadie le gusta vivir encerrado”o “ no somos superiores” entre otras. La mayoría de las personas de la mani tuvimos que templar nuestra rabia y encima aguantar las insolencias de la gente de la cola.

Cuando continuábamos el recorrido aprobado, el mando nos paró y nos trató de desviar, poniendo en duda el nombre de las calles que habíamos indicado en el permiso y volviéndonos a amenazar con multas si no hacíamos lo indicado. Después de unos minutos de discusión, le pudimos demostrar que teníamos razón, tuvo que callarse y pudimos continuar por el camino preestablecido.

Rodeamos el perímetro del zoo, como otras veces hemos hecho. Pasamos al lado de los macacos en silencio. Desde fuera también podíamos ver a los y las visitantes, que también nos veían y podían oír nuestros gritos y la información que decíamos sobre como viven animales en libertad. Desde fuera del espacio de las leonas nos colocamos con pancartas altas que decían “a nadie le gusta vivir entre rejas” para que las vieran desde dentro.

 

IMG-20171004-WA0030

Sobre las12:40 llegamos a los tigres, desde donde se nos veía perfectamente desde dentro, para continuar la concentración allí durante los 20 minutos que nos quedaban.

El ambiente de la manifestación por todas las personas que estuvisteis fue muy bueno, aunque a nivel emocional, nos resulto difícil, a la mayoría se nos hace muy duro ver a los animales allí encerrados, la rabia, la tristeza y la impotencia se unen y en ese momento solo puede salir a través de gritos y lagrimas. Además de los incidentes con la policía que trataron de obstaculizar implícitamente en todo momento la protesta.

A pesar de todo,  el comunicado final nos lleno de fuerza y terminamos con motivación y energía para seguir luchando por la liberación animal.

Gracias a todas las personas que asististeis y/o nos ayudasteis de alguna manera.

Anuncios